Series que toman diferentes espacios del edificio donde residía en Berlín como escenarios improvisados para activar un conjunto de inquietantes historias en blanco y negro, tratando de manifestar la potente carga histórica del contexto donde se desarrollan, utilizando un lenguaje que roza a veces lo absurdo y surreal.
Personajes sometidos a extrañas fuerzas por diferentes objetos, sensaciones claustrofóbicas amplicadas con campos de audio y otros recursos de la animación, dan lugar a una serie de experimentos que mezcla ficción con acontecimientos personales en cada una de las historias.